Archivos por mes:julio 2015

  • Principales áreas de estudio de posgrado por género

    Aunque pueda parecer que hemos avanzado bastante, aún hay diferencias notables entre los posgrados elegidos por hombres y mujeres. No conocemos bien la razón, pero hay áreas de estudio en el que la mayor parte de sus integrantes son mujeres y otras en las que apenas se encuentran. Algunas de estas diferencias pueden entenderse debido a circunstancias culturales, puesto que había determinadas profesiones que antiguamente estaban asociadas a las mujeres y, por ello, siguen siendo las que más las demandan.

    Esto explicaría la preminencia de las mujeres en titulaciones pertenecientes al área de ciencias sociales o humanidades y la de los hombres en las ciencias e ingenierías.

    alumnos de grado por sexo

    Sin embargo, en lo que se refiere a formación en doctorados o posgrados, la universidad sigue siendo un mundo de hombres y solo el 12% de los catedráticos eran mujeres en los últimos años.

    Existen otras áreas de estudio como la medicina o las ciencias en el que esta diferenciación histórica se ha corregido y en la actualidad el porcentaje entre hombres y mujeres es más equitativo aunque aún no se dé entre profesores y personal directivo de la educación superior.

    En los posgrados la diferenciación continúa, aunque el aumento de alumnas hace pensar que pronto tendremos una posición más equilibrada en el que hombres y mujeres coparán por igual los estudios superiores y la diferenciación entre áreas no será tan notable.

    Las áreas de estudio de posgrado más masculinas son las relacionadas con las ingenierías, las ciencias del deporte, la arquitectura y ciencias como la física o las matemáticas. Las mujeres por su parte, son más numerosas en la nutrición, las filologías y las humanidades, los relacionados con la maternidad o con el género.

    Por ejemplo, en traducción o interpretación o los interdisciplinarios que integran formación en varias ramas como calidad, higiene o seguridad alimentaria, o también en estudios de género se cuenta con una mayoría femenina, pero cada vez se van abriendo más a hombres interesados en la materia y en acabar con la discriminación que pueden llegar a sufrir. A veces el estigma es compartido y no solo son estigmatizadas las mujeres que deciden especializarse en un posgrado de hombres sino también los hombres que hacen lo contrario.

    El referente continúan siendo las ciencias sociales, la comunicación, la biología y la medicina, áreas de estudio en las que las mujeres han ido abriéndose camino para poder desarrollar sus carreras con igualdad a sus compañeros varones. Sin embargo, las diferencias salariales y la dificultad de encontrar mujeres en puestos directivos sigue siendo importante y una de las principales luchas de los colectivos feministas y las leyes para la igualdad que por medio de cuotas y beneficios fiscales buscan en muchos países del mundo convertir el ámbito público y privado en un lugar mejor para hombres y mujeres.

    Muchas mujeres deciden estudiar un área de estudio tradicionalmente de su género porque saben que les ayudará a encontrar trabajo más fácilmente que enfrentarse a un mundo dominado por los hombres y en el que a menudo no son tomadas tan en serio. Sin embargo, la tendencia va encaminada a desdibujar cada vez más las fronteras entre estudios destinados a un género y otro.

Mensajes de navegación